Propuesta europea de descarbonización de los combustibles y el transporte para 2050.

Visitar cleanfuelsforall.eu

Consejos prácticos para que conduzcas
de una manera más eficiente.

Visitar savemorethanfuel.eu

Descubre cómo puedes reducir tus emisiones sin cambiar de vehículo.

Ir a ecocombustibles.com

Durante las últimas semanas, los precios de los carburantes han experimentado una situación completamente anómala, dentro de un contexto muy complejo: una tendencia de precios que ya venía siendo alcista y que la invasión rusa a Ucrania ha acentuado. En este post, tratan de recogerse las respuestas a las preguntas que todos los consumidores nos estamos haciendo.

1. ¿Cómo se forma el precio del crudo de petróleo?

El mercado del petróleo, como cualquier otro, se rige por la oferta y la demanda. y se cotiza internacionalmente.

La oferta y la demanda están, a su vez, condicionadas por factores distintos. En la oferta influyen las decisiones tomadas por los países productores y exportadores de petróleo; las tensiones geopolíticas (como la invasión de Ucrania por parte Rusia); las reservas de crudo disponibles y el tipo y calidad del crudo ya que la dificultad de extracción de cada yacimiento   repercute en el precio, debido a que hay zonas en las que es más complicado extraerlo.

Dado que el consumo de crudo está estrechamente relacionado con la evolución de la economía, el PIB es un factor que afecta a la demanda, como también la época del año, ya que en invierno ésta aumenta por el uso de gasóleo de calefacción y en verano por el incremento de la movilidad debido a los desplazamientos vacacionales. Por último, el petróleo también cotiza en mercados de futuros que son otro elemento a tener en cuenta en la formación del precio.

Asimismo, ya que el crudo se cotiza en dólares, pero en España lo tenemos que convertir a euros, el tipo de cambio tiene un efecto importante en el precio.

2. ¿Cómo influye la cotización internacional del crudo en el precio del carburante?

El crudo es la materia prima con la que se fabrican los carburantes por lo que su cotización internacional forma parte de los costes de producción de éstos. En las refinerías esta materia prima se destila para producir distintos productos, no solo carburantes y combustibles, sino también asfaltos, materias primas petroquímicas para fabricar plásticos, etc.

3. ¿Hay diferencias entre el mercado del crudo y el de los carburantes?

Los carburantes, es decir, la gasolina y el gasóleo, también tienen sus propios mercados internacionales con sus propias cotizaciones, que aunque están muy relacionados con el mercado del crudo, responden a sus propias dinámicas de oferta y demanda. Los dos mercados de referencia para España son el del Mediterráneo y el del Noroeste de Europa.

Estos mercados de los carburantes varían en función de los factores locales, la estacionalidad de la demanda, su capacidad de refino y los posibles contratiempos como problemas de suministro por paradas puntuales de refinerías, etc.

Hay que tener en cuenta en cuenta que son estas cotizaciones internacionales de la gasolina y el gasóleo las que determinan, principalmente, el precio en el surtidor.

4. ¿Qué factores influyen en el precio de los carburantes?

Estructura del precio de los carburantes auto, marzo 2022El precio de los carburantes está constituido por dos elementos principales: el precio antes de impuestos y los impuestos. El primero lo forman la cotización internacional de los carburantes, es decir, su coste al por mayor, al que hay que añadir los costes de distribución y márgenes mayorista y minorista.

Los impuestos –el IVA y el Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH)– representan en este momento entre el 44% y el 39% del precio final de venta al público (PVP), en función de si se trata de gasolina o gasóleo, ya que el IEH grava de forma diferente a cada uno de ellos.

Con los precios actuales, el 42% y 50% del precio final de la gasolina y del gasóleo, respectivamente, lo forma su cotización internacional y, en último lugar, los márgenes y costes de distribución, que suponen entre el 14% y el 11%. Éstos incluyen todos los costes desde la salida del carburante de la refinería, hasta que llega a las estaciones de servicio, es decir: transporte, almacenamiento, mantenimiento de existencias mínimas de seguridad, costes de comercialización y explotación de la estación de servicio, margen minorista y otros costes adicionales, como la contribución al Fondo Nacional de Eficiencia Energética, la incorporación de biocombustibles, etc.

Del precio final en el surtidor, el margen bruto mayorista, al que, posteriormente, hay que descontar los impuestos, supone aproximadamente el 1,5%

5. ¿Por qué han subido tanto los precios en el último año?

Las razones por las que se han encarecido la gasolina y el gasóleo responden a diferentes causas. La tendencia al alza que se viene observando desde enero de 2021 se debe a un desajuste entre la oferta y la demanda de crudo, como ya explicamos en este post. Los confinamientos domiciliarios en 2020 implicaron una drástica disminución de la movilidad y, en consecuencia, del consumo de carburantes, lo que llevó a los países productores a ajustarse a los bajos niveles de demanda.

Fue el inicio de las campañas de vacunación a nivel global lo que impulsó de nuevo la demanda. La oferta, sin embargo, no creció al mismo nivel que las necesidades de consumo, lo que derivó en el encarecimiento continuado del crudo y de las cotizaciones de la gasolina y el gasóleo en los mercados internacionales.

Esta tendencia se ha visto acentuada por la invasión de Rusia en Ucrania. Pese a que España apenas importa crudo de Rusia – en 2021 supuso el 4,6% del total– y, por tanto, el suministro no va a verse afectado, los precios sí sufren las consecuencias de la invasión por la volatilidad en la que se han sumido los mercados internacionales.

6. ¿Qué es el efecto cohete? ¿Y el efecto pluma? ¿Existen de verdad?

El efecto cohete se refiere a la creencia popular de que la subida del precio del crudo en los mercados internacionales se traslada rápidamente a los surtidores. El efecto pluma, por el contrario, es la creencia de que cuando bajan los precios en las cotizaciones internacionales, los carburantes que repostamos no bajan su precio a la misma velocidad. Sin embargo, se trata solo de una percepción, que no se corresponde con la realidad de los datos.

Si observamos la evolución de histórica de los mismos vemos que los precios de los carburantes en el surtidor recogen con la misma velocidad las subidas y las bajadas en las cotizaciones internacionales de los productos refinados.

Evolución de las cotizaciones y del PAI del gasolina desde enero de 2011

Evolución de las cotizaciones y del PAI del gasóleo desde enero de 2011

7. ¿Por qué los carburantes y el crudo no bajan y suben en la misma proporción?

En primer lugar porque, como hemos visto, lo que realmente marca el precio de los carburantes en el surtidor no es el crudo, sino la cotización internacional de los carburantes que son mercados distintos

El precio del crudo hace referencia a la materia prima que se adquiere para fabricar la gasolina o el gasóleo. A estos carburantes, que cotizan en sus propios mercados internacionales, hay que sumarles los impuestos, que en España suponen casi la mitad del precio de venta final.

Estos amortiguan tanto las subidas como las bajadas de precios y así puede comprobarse en los datos. En las cotizaciones internacionales, el barril Brent ha subido desde enero de 2021 un 119%; la gasolina, lo ha hecho un 159% y el gasóleo, un 186%. En los surtidores, en este mismo periodo, la gasolina ha subido sólo un 50% y el gasóleo, un 69%.

8. ¿Cuáles son las diferencias entre una gasolinera low cost y una tradicional?

Se trata de dos modelos de negocio distintos. Las gasolineras low cost centran su estrategia comercial en el precio, mientras que las tradicionales lo hacen en la calidad, el empleo y los servicios al cliente, es decir, no solo ofrecen carburantes sino servicios como parking, tienda, lavado, recogida de paquetería, etc. Esto se traduce, simultáneamente, en costes operativos diferentes, ya que las gasolineras low cost están generalmente automatizadas y no tienen ningún empleado, a lo sumo uno, por lo que sus costes operativos son menores.

En cuanto al precio, las estaciones tradicionales hacen importantes esfuerzos en ofrecer precios competitivos mediante tarjetas de fidelización, descuentos cruzados con superficies comerciales, tarjetas de pago, etc.

Por último, la calidad del producto también es diferente. Aunque todos los combustibles que se venden deben cumplir un estándar mínimo, las compañías asociadas a AOP añaden sobre esa base aditivos especiales que reducen el consumo y mejoran la lubricidad del motor, lo que no solo alarga la vida de éste, sino que también ayuda a reducir emisiones de CO2.